El guardián de la muerte (Los guardianes de piedra II)

Él, ya no era un guerrero de la hermandad, había perdido su honor, pagaría por ello cada día de su miserable vida. Ahora cazaba y mataba a los raptores solo, viajaba allí donde oía que existían problemas, y eso haría hasta que los dioses decidieran quitarle esa vida que él no quería vivir. Esos eran los pensamientos de Marius camino de Nueva Orleans, ese era su nuevo destino. Una serie de asesinatos estaban asustando a la población, hablaban sobre ello en todos los noticiarios. Decían que se trataba de un asesino en serie y pensaban que usaba algún tipo de magia vudú ya que los cuerpos estaban secos, parecía que les habían robado el alma… Pero él sabía que se trataba de raptores. Se hizo una promesa, les mataría o moriría en el intento; de las dos formas se cumpliría su deseo.
¿Aún no conoces el nuevo fenómeno sobrenatural que está llegando a todos los rincones del mundo?
No se trata de hombres lobo, ni vampiros, ni si quiera de ángeles o fantasmas…
Las gárgolas viven entre nosotros, pasando desapercibidas con un único objetivo… salvar a la raza humana de los crueles asesinos que Hades está liberando del infierno. Los raptores se llaman y son seres que se alimentan de las emociones humanas hasta la muerte de la persona.
No trates de saber más, sé que la curiosidad te está matando, pero si ellos te capturan y no tienes una gárgola cerca te mataran sin piedad. Así que ¡corre! Mientras tengas tiempo, no mires atrás.
Para mí ya no hay tiempo, me encuentro inmersa en esta guerra entre inmortales de la que no puedo, ni quiero salir.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas