RETO DÍA 6

Buenos días!!!

Ayer fue mi día 6 de madrugar para escribir nada más y nada menos que una hora antes.

Tengo que decir que aunque tengo sueño cuando llego a casa del trabajo escribo con la mente despejada. Cuando llego por la tarde después de la saturación de todo el día, el estrés, me es imposible, la cabeza no me da para más. No sé si os pasa.

Bueno a lo que iba que me lío, me lío…

Pues me senté con mi café, mi mantita y el portátil y a darle a la tecla. La verdad es que los primeros minutos me costó meterme algo en la historia pero luego me dieron las 7:15 escribiendo sin darme cuenta. Es decir, que me pasé 15 minutos.

Resultado 1200 palabras.

Lo que os dije que os contaría ayer es lo siguiente.

El jueves santo salía de viaje por el puente. Me había puesto la alarma a las 8 para escribir antes de salir, pero la de mi chico sonó a las 7… cosas del directo, así que lejos de matarlo me dije: «pues así aprovechas y escribes» total que me puse a tomarme el café en la cama, a mirar las redes, etc y a las 8 pasadas me senté a escribir.

Resultado no me salía. No sé si porque estoy cogiendo el hábito de escribir según me levanto que no miro ni el móvil, ya que soy de las que se distraen con una mosca o por si fue que ese día no estaba inspirada, pero me pareció muy curioso. Lo observaré este fin de semana.

Feliz día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas