RETO DÍA 4

Buenos días!!!

Ayer fue el cuarto día del reto madrugar para escribir. Pensé que sería peor después de unos días de fiesta, pero la verdad es que me levante bien.

Como días anteriores hice mi ritual de encender el portátil, me fui a por café, y con la mantita encima de mis piernas me puse al lío.

La verdad es que ayer mi querido cerebro colaboró bastante bien, le tuve que ayudar un poco ya que ayer tocaba escena de baile y le tuve que poner la canción.

No sé si os he contado alguna vez que yo relaciono mucho mis libros con música. Depende del libro tengo unas canciones que escucho siempre que escribo, manías supongo.

Las uso incluso para inspirarme ayer tocaba la de Stupid de Aitana, así que me la puse y me pasé hasta de hora. Me dieron las 7:15 escribiendo resultado 1200 palabras y correr para arreglarme para ir a trabajar.

Jejeje espero que os haya gustado la entrada de hoy.

RETO DÍA 3

Buenos días!!! Mi página de escritora a decidido volver de Semana Santa.

El miércoles 17 fue mi tercer día del reto y como los dos anteriores,encendí el portátil y cogí mi sagrado café para empezar a escribir. Tengo que decir que mi querida cabeza ayer no estaba dispuesta a colaborar conmigo yo quería escribir pero el quería distraerse con cualquier cosa, vamos mirar en internet, mirar el móvil, todo le venía bien…

Total que después de un rato de discusión nos ponemos a escribir. El resultado fue bueno 1100 palabras y una nueva idea que no tenía pensada para la historia así que me fui muy contenta para el trabajo. Pasé el día con mucho sueño eso sí, no os voy a mentir, pero que me quiten lo bailao.
Hay una frase que me encanta que dice «No será fácil pero te aseguro que valdrá la pena» pues es algo en lo que creo plenamente.

El lunes más, ¡Feliz Semana Santa!

RETO DIA I

Pues empecemos ayer día 15 de abril fue mi día 1.

Yo me levanto a las 7 normalmente para ir a trabajar así que me puse el despertador a las seis, me fui directa al despacho, encendí el portátil y mientras a por café a la cocina.

Ya con una taza de humeante café en mis manos me senté frente la pantalla del portátil. Él me miraba y yo a él mientras mi cerebro solo me decía ¡estás loca! Vuelve ahora mismo a la cama! Soy de aquellas personas que van en automático hasta bien entrada la mañana y su cerebro va dormido hasta entonces, sí, sí de las que no hablan, no por antipatía si no por que no les da y necesitan mucha cafeína…

Así que después del reto de miradas entre el portátil y yo, los gritos de mi cerebro empecé a escribir, tengo que admitir que al principio bastante malo y que me distraía todo el rato… me ponía a buscar cosas por internet así que el resultado de mi primer día fueron 600 palabras pero os diré algo me fui orgullosa a trabajar por que 600 es más que 0.

Para mucha gente sé que es su momento del día favorito para escribir para mí es algo totalmente nuevo ya que soy de las que nunca escribe hasta que esta bien despierta pero creo que puede llegar a prometer. Os dejo los resultados de ayer.

Un abrazo!!!

Baobhan sith, el hada vampira de la mitología escocesa

Hoy nos vamos q adentrar en la mitología Celta. No habia leido mucho sobre ella pero tiene cosas muy interesantes.

Baobhan sith conocidas también como las “Mujeres Blancas de las Tierras Altas de Escocia” eran hadas de radiante hermosura que se decía seducían a los viajeros y a los cazadores que transitaban en solitario por tierras escocesas, para aprovecharse de ellos.
Se decía que las Baobhan sith solían vestir tanto de blanco como de verde y utilizaban su belleza para atraer a los hombres jóvenes e incautos a rincones apartados del bosque. Antes de atacar los invitan a bailar y cuando estos se confiaban y estaban desprevenidos, les desgarraban el cuello con sus afiladas uñas y por los boquetes abiertos les chupaban la sangre. En algunos lugares lo que esta hada vampira extraía de sus víctimas no era la sangre, sino la energía vital o la potencia sexual. Se sentían atraídas especialmente por los cazadores, ya que sus ropas olían a la sangre de sus presas.

Las Baobhan sith, al igual que muchos otros vampiros en las leyendas de otras culturas, no podían tolerar la luz por lo que actuaban únicamente al caer la noche. Al amanecer volvían a sus tumbas esperando que reinase de nuevo la oscuridad. No tenían colmillos afilados y sorbían la sangre de las heridas que habían causado. Podían mutar en un animal y lo hacía preferentemente tomando la apariencia de un lobo. También hablaban cualquier idioma que el viajero o cazador hablase, ya que realmente se comunicaban telepáticamente con sus víctimas.

A lo único que temía esta hada vampira era a los caballos ya que estos llevan herraduras y la única manera de herirlas o matarlas es con un arma hecha con hierro. Una de las leyendas más populares explica el caso de 4 amigos que salieron a cazar, se desviaron del camino y se refugiaron en una casa abandonada en el bosque. Allí fueron seducidos por un grupo de Baobhan sith. Uno de ellos consiguió huir y se refugió entre los caballos mientras una de lashadas vampiro intentaba atacarlo. Al salir el sol la Baobhan sith huyó. El joven se acercó a la casa y encontró a sus compañeros muertos y exanguinados.

En algunas leyendas medievales se explica que mientras seducía a sus víctimas mantenía escondidas las manos bajo las mangas de su vestido. La razón es que en lugar de extremidades humanas, tenía pezuñas hendidas que ocultaba hasta que atacaba al viajero. Afortunadamente solo necesitabanalimentarse una vez al año.

Como muchas leyendas, la de las Baobhan sith tenía una finalidad. En este caso era conseguir que los jóvenes no hablaran con extraños, no se desviaran de su camino, permanecieran sobre sus caballos y regresaran a sus hogares permaneciendo fieles a sus esposas.

1° Capítulo de mi libro El guardián de la muerte.

Hoy os traigo el primer capítulo de mi novela El guardián de la muerte. Espero que lo disfrutéis.

CAPÍTULO I

Melisa corría girando constantemente la cabeza para mirar quien la estaba siguiendo, pero por más que lo intentaba, no conseguía verlo. Lo que la estuviera acechando se escondía entre las sombras que se proyectaban en la calle.

Al salir del tranvía notó que alguien la seguía mirando. Melisa pensó que eso podría ser algo muy normal, si no fuera porque era el último tren de la noche y el vagón iba vacío, solamente viajaba ella. Había decidido no darle importancia, una idea que se esfumó en cuanto notó unos pasos detrás de ella, se oían cada vez más cerca y más rápidos. Cuando se giró y no vio a nadie, su instinto le gritó «¡Corre!», y eso fue lo que hizo.

Solo unos metros la separaban del edificio donde vivía. No podía evitar volver la cabeza para ver a su perseguidor, aunque sabía que eso no la salvaría, hacer eso fue un error porque no vio el obstáculo que tenía delante, tropezó y cayó al suelo, golpeándose fuertemente en una rodilla. El dolor estalló desde ese punto y le recorrió toda la pierna, se mordió el labio fuertemente para ahogar un grito.

La manía de llevar siempre el bolso abierto le había pasado factura, se había esparcido todo su contenido por el suelo.

Dio un rápido vistazo hasta que localizó las llaves, era lo único que le importaba en ese momento. Los pasos seguían ahí, solo podía oír eso y el latido de su corazón a punto de estallar dentro del pecho porque sabía que estaba justo detrás de ella. La estaba mirando, esa sensación de que unos ojos se clavan en la nuca; esta vez el miedo le impedía mirar para saber quién la perseguía. Algo le decía que no podría escapar…

Iba a morir, sola, en mitad de la calle. Este pensamiento le hizo sacar fuerzas de donde no las tenía, se levantó, intentaba correr, pero el dolor era insoportable, cojeó los últimos pasos que la separaban de su portal y abrió la puerta. Sintió algo de alivio al cerrarla tras de sí. Algo impactó fuertemente detrás de ella. No lo dudó, tenía que seguir, la puerta no le impediría entrar, no entendía el porqué, pero lo sabía, lo que se encontraba detrás de ella era algo maligno. Cogió el ascensor, dio gracias por vivir en esa zona de la ciudad donde los edificios tenían ascensores. Si no, no lo habría conseguido. El dolor de la rodilla era insoportable. Ahora se extendía hacia el muslo. «Ya llego, lo conseguiré» intentaba tranquilizarse. En su apartamento podría llamar a la policía.

Ni siquiera sabía si allí estaría a salvo, pero necesitaba llegar. Por fin el cuarto piso, donde estaba su apartamento. Cuando fue a abrir la puerta se le cayeron las llaves, «¿algo más podría salir mal…?» Las cogió y abrió en un santiamén. Con lo que le temblaban las manos le extrañó que las llaves no se resbalaran de nuevo.

Entró y cerró todos los cerrojos, vio que su gato persa se acercaba. Se arremolinó en sus piernas, dándole la bienvenida a casa. Ya se sentía más segura, o eso quería ella pensar para no venirse abajo, su respiración delataba lo nerviosa que estaba. Avanzó difícilmente hacia el teléfono. Se tocó la cara y notó que había estado llorando, con el miedo que sentía ni lo había notado. Su gato bufó detrás de ella. «Mierda, algo andaba mal, no lo iba a conseguir» se giró y el animal estaba todo erizado. Entonces lo vio, nunca había visto nada igual, la puerta seguía cerrada, era imposible. No pudo hacer nada más que gritar, y el sonido que brotó de su garganta podría haber helado el mismísimo infierno.

El cadáver fue hallado por la hermana de la víctima. Fue a recogerla para ir a desayunar, era un ritual que hacían cada mañana.

La hermana muy afectada relató que nada más llegar ya notó algo raro. El gato de su hermana no paraba de maullar, pero no era el típico ruido que hace un felino cuando tiene hambre. «El sonido que hacía era horrible», llamó varias veces y golpeó la puerta sin obtener respuesta. Estaba segura de que algo pasaba. Desesperada y asustada volvió a su apartamento a solo un par de manzanas de allí. Guardaba una copia de las llaves del piso de su hermana, se las había dado para «emergencias», y algo la decía que esto realmente lo era.

Era el tercer cadáver que aparecía en aquellas misteriosas circunstancias. Cada uno de ellos poseía las mismas monstruosas características: piel excesivamente pálida y translúcida como el papel de calco, se les marcaban todos los músculos, los pómulos, y los ojos parecían que salían de sus órbitas, era como si les hubieran absorbido la vida literalmente. No mostraban fotos de las víctimas en el noticiario, pero la periodista pelirroja del informativo de las diez daba demasiados detalles, no para su gusto claro, pero seguro que eso ponía nerviosa a la gente y por consiguiente seria amonestada y es posible que no le durara mucho el trabajo.

Según lo que iba explicando lo que más llamaba la atención de los fallecidos no era ni su piel, ni su cuerpo carente de vida… era la cara de terror que mantenían incluso después de dejarse llevar por la muerte. La última víctima la habían encontrado en la calle Bourbon del famoso barrio francés de Nueva Orleans. Lo había hallado un grupo de turistas japoneses que estaban sacando fotos, cuando uno de ellos se despistó entrando en un callejón y tropezó con el cuerpo directamente. Estaba seguro de que ese japonés no podría olvidar nunca ese viaje.

*****

Marius pasó la mano por su corto cabello. La verdad es que después de tanto tiempo llevándolo tan largo pensaba que lo echaría de menos, pero no era así, ya no tenía tiempo ni ganas de preocuparse de ese tipo de cosas tan banales. En la televisión relataban que al parecer el asesino en serie utilizaba algún tipo de magia vudú, cosas para llamar la atención de la gente y conseguir adeptos que siguieran las noticias, ya que la gente que ve este tipo de programas suele ser bastante escéptica.

Pero él sabía que realmente esto se trataba de tema de raptores y por eso tendría que ir a ponerle remedio. Lo que no sabía es por qué estaban siendo tan descuidados, no era esa su forma habitual de actuar. ¿Realmente querían llamar la atención? Siempre intentaban camuflar sus crímenes.

Puede que se tratara de un recién nacido no controlado o que realmente deseara morir. Y en ese caso, él estaría contento de complacerlo. Si los humanos descubrieran la existencia de las dos especies serían perseguidos hasta el confín del mundo. Para ellos se trataría de monstruos y es algo que querrían destruir, por lo tanto, era un asunto que ninguno de ellos se podía permitir.

Sabía que su siguiente destino era Nueva Orleans. Viajaba ligero de equipaje y se quedaba poco tiempo en cada ciudad, por lo que no se molestaba en tener una casa fija. Se conformaba con cualquier hotel de carretera. Con tal de que tuviera cama y una ducha era suficiente. No necesitaba nada más. Solo quería matar raptores o morir en el intento. Tenían que pagar por la muerte de ella… y lo haría gustoso.

entrevistas Jess Dharma

Mi entrevista en el rincón literario de cadena ser Sur Madrid.

Espero que la disfrutéis tanto como yo al hacerla. José Manuel Contreras gracias por hacerlo tan fácil que ya sabes que soy muy vergonzosa.

Rincón Literario en Hoy por Hoy Madrid Sur, http://play.cadenaser.com/audio/1526559859_169509/

Relato corto. El hijo

Este era el pasillo que había recorrido tantas veces en los últimos diez años, estaba seguro que no le daría pena no tener que ver nunca más a todos esos reclusos, él ya había cumplido su condena, una condena injusta.
La última puerta, solo unos pasos le separaban de su libertad. Allí estaba su padre con lágrimas en los ojos, le abrazo como si esta fuera la primera vez. Él también se deshizo en el abrazo, parecía que el tiempo se había detenido.

—Ya verás Tom, tu cuarto sigue igual no he tocado nada —dijo su padre que nunca había sido muy hablador.

—Gracias papá, el poder volver a casa es más que suficiente. —dijo Tom fijándose en lo deteriorado que estaba su padre, como el vivir esos diez años sin su madre y sin él, le hubieran envejecido al menos unos cuantos más.

La vuelta a casa y la cena fueron muy tranquilas, sentía como si nunca se hubiera marchado, su padre se quedaría dormido en el sofá, esa era su rutina, así que se acostó esperando que al despertar no todo fuera un sueño.

El padre se despertó con un fuerte golpe, este ruido provenía de detrás de él.

—Tom, ¿eres tú hijo? me has dado un susto de muerte —dijo mientras se colocaba las gafas para ver mejor a su hijo, que estaba en la penumbra del salón, solo iluminado por la luz de la tele.

—No Max, no me llamo Tom, mi nombre es Edgar y tengo que decirle que siento mucho haber matado a su mujer… pensaba haberle matado también a usted, pero llego la policía demasiado pronto, al oír los gritos de su encantadora esposa mientras le rebanaba el cuello. —Tom tenía los ojos inyectados en sangre, y avanzo un paso hacia Max, que no creía lo que estaba oyendo.

—Tom que dices, hijo no fuiste tú, fue un ladrón te inculparon injustamente yo sé que no fuiste tú, Tom escúchame… —Max intento acercarse a su hijo cuando vio el brillo de un cuchillo, que sostenía en la mano derecha. Algo pasaba su hijo era zurdo.

—No escuchas viejo, tu llorón hijo no está con nosotros, él pago por mi crimen, él es débil, tendría que haber terminado también con él, pero le necesitaba para matarte. —Ya estaba a un paso de él, iba a morir, lo sabía.
—Tú no eres Tom, mi hijo nunca haría algo así. ¿Edgar porque haces esto? —Edgar sonrió con una sonrisa malévola.

—Tom nunca habría sido capaz de vengar el sufrimiento que le causabas en cada borrachera a su madre, yo le di la libertad y a ti te condeno, pagaras con sangre tus pecados.

Mundo de Fantasia : Entrevista a Jess Dharma

Hoy os traigo la entrevista que me ha hecho Ester Maria Aina Garcia en su blog. ¡Qué ilusión! Espero que os guste y si es así que dejéis vuestros comentarios y sigáis el blog para enteraros de reseñas y entrevistas de otros compañeros. Gracias 😚😚😚

http://mundofantasiazgz.blogspot.com.es/2018/03/entrevista-jess-dharma.html?m=1

FREYA DIOSA DE LA BELLEZA, EL AMOR, EL SEXO Y LA MUERTE

Freyja (o Freya) es, en la mitología nórdica, la diosa de la fertilidad, el amor y el sexo. A diferencia de la mayor parte de las deidades de Asgard no pertenece al linaje de los Ases, sino al de los Vanes. Llegó desde el lejano Vanaheim junto a su padre Niord y su hermano Freyr, dentro de un intercambio que cerró la guerra entre las dos familias de dioses.
En las tierras de Asgard que corresponden a Freyja, Folkvang, se levanta su palacio Sessrúmnir, tan inexpugnable que sólo se puede entrar en él con permiso de la diosa, y al cual van a parar tras su muerte parte de los guerreros caídos en combate (la diosa tiene derecho a la mitad, según se explica en las Eddas) y las doncellas, probablemente las que se autoinmolaban (real o simbólicamente) tras la muerte de sus amados. En Sessrúmnir se reúnen los amantes separados por la muerte.
Cuando abandona su imponente palacio, Freyja lo hace a bordo de un carro tirado por gatos o montada sobre su jabalí dorado Hildisvín. Dispone también de un manto de plumas que al ponérselo la transforma en águila, permitiéndole desplazarse por el cielo con más rapidez que cualquier otro dios.
Freyja viaja a menudo. Ha estado en casi todos los países del mundo, buscando a su marido Od, quien desapareció durante un viaje para no regresar jamás, y al cual llora amargamente con lágrimas que antes de tocar el suelo se convierten en oro. Por ello, los poetas escaldos llaman al metal dorado “las lágrimas de Freyja”.
En cada lugar Freyja que visitó, sus habitantes le dieron un nombre nuevo, por lo cual puede ser nombrada de muchas formas distintas: es Hörn (Lino), Gefn (La Generosa), Sýr (La del Cerdo), Mardöl (Resplandeciente en el Mar), Thrungva (La de los Brotes) y también Vanadís (Señora de los Vanes). “Freyja” significa “señora”, y los nombres de sus hijas, Hnoss y Gersimi, “tesoro”.

Freyja posee un resplandeciente collar, el Brisingamén, que simboliza el ciclo de la vida, fabricado por cuatro enanos herreros: los Brisingos. La diosa los encontró cuando estaban forjando el collar, y le gustó tanto que les ofreció a cambio oro, plata y otros tesoros. Pero los enanos respondieron que no querían riquezas, sino a ella: le darían el Brisingamén si se acostaba una noche con cada uno de ellos, algo a lo que la diosa accedió.
Debido a su hermosura.

Freyja es deseada por enanos, gigantes, dioses y humanos, y dicen que ni siquiera el propio Odín está libre de su influjo. Aunque la Resplandeciente es generosa ofreciendo sus encantos, elige a sus amantes con total libertad, por lo que ningún dios puede obligarla a tomar como compañero a alguien que ella no quiere.
Además de ser la diosa del amor y la fertilidad, Freyja lo es también de la magia seid, aquella relacionada con el otro mundo, la que permite despertar a los muertos para obtener conocimiento oculto o averiguar el porvenir. En el arte de su práctica fue maestra de Odín.
Snorri Stúrluson dice que de todas las deidades de Asgard, Freyja es la más dispuesta a escuchar las oraciones de los humanos, explica que le agradan las canciones de amor y nos recomienda invocarla para cuestiones sentimentales. Al parecer, durante la época vikinga su culto se concentraba sobre todo en la región en torno al fiordo de Oslo y en el sur y el este de Suecia.

Mitología nórdica: la creación.

Hoy os traigo una entrada sobre la creación según la mitología nórdica. Hasta hace poco era una mitología que no me llamaba la atención pero ahora que voy conociendo más es fascinante. Espero que os guste y os animáis a participar.

LA CREACIÓN

MITOLOGÍA NÓRDICA

En un principio sólo existía el vacío. No había océano que ocupara su vasto imperio, ni árbol que levantase sus ramas o hundiera sus raíces. Más al norte allá donde el abismo, se formó una región de nubes y sombras llamadas Niflheim. En el sur se formó la tierra del fuego, Muspellsheim. Los doce ríos de pura agua glacial que trascurrían desde Niflheim hasta encontrarse con los correspondientes de Muspellsheim llevaban amargo veneno y pronto se solidificaron. Cuando las heladas aguas del norte tocaron sus rígidos cuerpos serpentinos, el abismo se llenó de gélida escarcha.
Con el aire cálido que soplaba desde el sur empezó a derretir la escarcha y de las amorfas aguas surgió Ymir, un gigante de escarcha, el primero de todos los seres vivientes.
Del hielo surgió una gran vaca llamada Audumla. E Ymir apagó su sed en uno de los cuatro manantiales de leche que fluían de la criatura. Cada uno de estos seres primarios tuvieron hijos de forma asexual: Ymir a partir de su propio sudor y Audumla lamiendo el hielo. El matrimonio de Bestla, hija de Ymir, con Bor, nieto de Audumla, trajo a los tres dioses, Odín, Vili y Va, quienes muy pronto se volvieron en contra de la raza de los gigantes exterminándolos a todos menos a dos, que escaparon para perpetuar la raza. Al calmarse el caos resultante del desbordamiento, al derretirse el hielo, los tres dioses sacaron el cuerpo inerte de Ymir fuera de las aguas y crearon la tierra, a la que llamaron Midgard, la Principal Morada. De los huesos de Ymir se crearon las montañas y su sangre llenó los océanos. Su cuerpo se convirtió en tierra y sus cabellos en árboles. Con su calavera los dioses formaron la bóveda de cielo, que atestaron de brillantes chispas de los fuegos de Muspellsheim. Estas chispas son las estrellas y los planetas.
Del suelo brotó Yggdrasilll, el gran freso, cuyas poderosas ramas separaban los cielos de la tierra y cuyo tronco constituía el eje del universo. De hecho, en algunas leyendas Yggdrasilll es el mundo mismo. Nadie podría narrar su grandeza. Sus raíces se hincan en las profundidades, más allá de las raíces de las montañas y sus perennes hojas atrapan las estrellas fugaces según pasan.
Son tres sus raíces. La primera llega hasta Nifheim, tierra de sombras o infierno y toca la fuente Hvergelmir de donde mana los doce ríos de la región del Norte. La segunda entra en la tierra de los gigantes helados y bebe de la fuente de Mimir, fuente de toda sabiduría. La tercera se extiende por lo cielos donde discurre la fuente de Urd, el más sabio de los Nornos.
Muchas fuerzas atacan al sagrado fresno. Cuatro ciervos mordisquean los nuevos brotes antes de que reverdezcan. El corcel de Odín, Sleipnir, pace en su follaje. La cabra Heidrun se alimenta de sus hojas. Pero lo peor de todo es la serpiente Nidhogg, un enorme monstruo que roe incesantemente sus raíces. Solamente el amor de los Nornos lo mantiene en buen estado. Día a día cogen agua de la fuente de Urd y la vierten en Yggdrasill para mantenerlo floreciente.
De los gusanos del cuerpo pútrido de Ymir, los dioses crearon la raza de los enanos, destinados a morar en las profundidades de la tierra durante toda la eternidad. Como todos ellos han sido creados, no pueden procrear. Cuando muere un enano, princesas enanas, creadas para este fin modelan un nuevo enano con piedras y tierra.
El hombre y la mujer fueron creados a partir de los troncos de dos árboles inertes. Odín les infundió la vida. El dios Hoenir les dotó de alma y capacidad de juicio. Lodur les dio calor y belleza. El hombre fue llamado Ask (de Ash, ceniza) y la mujer Embla (parra), y de ellos desciende la raza humana.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas